Yoga para Embarazadas

por Sé el primero en comentar

Yoga embarazadasPracticar yoga durante el embarazo, no sólo te ayudará a conservar la salud y el bienestar, sino que también proporcionará paz y libertad tanto a tu cuerpo, tu corazón y tu mente como a la de tu hijo/a. Si quieres estar en forma durante el embarazo y cuidar de tu salud y la de tu bebé, súmate a practicar este deporte de origen oriental.

Beneficios

El yoga es una actividad beneficiosa durante el embarazo siempre y cuando se realice bajo la supervisión de un especialista y con el consentimiento del ginecólogo. La práctica de las diversas posturas (asanas) y del control de la respiración pueden prevenir o aliviar las molestias típicas del embarazo. Del mismo modo, ayudan a la embarazada a prepararse para el parto tanto física como psicológicamente.

Embarazo yoga

Te mantiene en forma

Con una práctica continuada tonificarás los músculos, mejorará tu flexibilidad y equilibrio, y ayudarás a una mejor circulación sanguínea.

Yoga embarazo

Ayuda a combatir pequeños malestares del embarazo

Es inevitable que durante el embarazo padezcan ciertos dolores musculares, náuseas y tensiones. El yoga ayuda a reducir todas estas pequeñas molestias mejorando la postura, facilitando la circulación, y ejercitando los músculos para hacerlos más fuertes y resistentes.

Yoga relajar

Te enseña a relajarte

El yoga en general, y el yoga para embarazadas en particular, pone énfasis en la respiración como la clave para el control de nuestro cuerpo, así que será una de las primeras cosas que aprendas. Aunque a primera vista parece poco importante, una correcta respiración te ayuda a combatir el estrés reforzando el sistema nervioso, evitará que te quedes sin aliento tras los esfuerzos físicos, y sirve como ejercicio de relajación.

Yoga mujer embarazo

Mejora la conexión entre la madre y el bebé

El yoga ayuda a reforzar la conexión entre ambos y a que como madre sientas a tu bebé, incluso notando qué posturas le gustan más o menos según sus reacciones.

Tipos de yoga

Existen otros tipos de Yoga que también puedes practicar durante el embarazo para tener mayor tranquilidad y bienestar.

Khalsa yoga

Yoga Khalsa:

El Yoga Khalsa es un tipo de yoga que se puede hacer durante cualquier trimestre del embarazo, y ayuda a conectar a la embarazada con su bebé con ejercicios.

Naam yoga

Naam Yoga:

Cuando hablamos del Naam Yoga, nos referimos a una clase de yoga en la que se fusionan diversas tipos de  yoga,  como  el asanas y estiramientos del yoga clásico, con métodos de respiración avanzados y el canto de mantras espirituales. Este tipo de yoga es perfecto para las embarazadas.

Hatha yoga

Hatha Yoga:

El Hatha Yoga es considerado uno de los sistemas terapéuticos más indicados para las futuras madres. Es originario de la india y significa “el yoga de la unión”. En esta clase de yoga encontramos ejercicios de relajación son muy saludables para aliviar las tensiones y los cambios de ánimo que se producen durante el embarazo.

Yoga para cada trimestre

Conoce las distintas clases de yoga que existen y ten en cuenta qué ejercicio debes hacer según el trimestre del embarazo para sacar al máximo los beneficios del yoga.

Yoga en embarazadas

Primer trimestre del embarazo

La meditación y los ejercicios de respiración son importantes en el primer trimestre. Pueden combinarse con algunos ejercicios suaves para evitar las náuseas, como la postura del molino o la postura de cuclillas.

Postura del triangulo en yoga

Segundo trimestre del embarazo

Durante el segundo trimestre del embarazo, el bebé empieza a crecer y los ejercicios de yoga pueden estar orientados a unir a la madre con su hijo. Posturas como la del gato o la del triángulo son recomendadas.

Guerrero yoga

Tercer trimestre del embarazo

En el tercer trimestre, las embarazadas pueden trabajar con posturas que les ayuden a descansar su cuerpo, como la del guerrero, que te permitirá descansar los músculos.

Posturas recomendadas

Las mejores posturas de yoga para embarazadas son aquellas que fortalecen los músculos pélvicos y mejoran el espacio de la matriz.

Yoga para embarazadas

La paloma

La postura de la paloma de yoga fortalece y aumenta el flujo de sangre hacia la parte baja de la espalda, los músculos y la zona pélvica. Estira las caderas y los músculos de los muslos.

Gato yoga embarazada

El gato

La postura del gato se suele realizar como calentamiento para estirar la columna y garantizar su flexibilidad. Puedes aprovechar este ejercicio de yoga para aliviar el dolor de espalda.

Las distintas posturas de yoga que practiques te ayudarán a que el bebé se acomode durante estas últimas semanas. Si además lo combinas con meditación, podrás estar preparada física y mentalmente para dar a luz.

¿Ya conocías alguna de estas posturas? ¿Cuál postura te gustó más?
Danos tu opinión a través de Facebook, Twitter o nuestra sección de comentarios.

mailman

Subscríbete a Embarazo