¿Tienes Miedo al Compromiso?

por Sé el primero en comentar

Miedo al compromisoDe acuerdo con el pensamiento de hace años, el ciclo de una mujer era: nacer, crecer, casarse, tener hijos, seguir casada, aguantar, continuar casada y morir. Afortunadamente la ideología e intereses han cambiado, y hoy día las mujeres tenemos otros objetivos, menos el de casarnos, pero ¿por qué ha cambiado aquella ilusión de tener una boda de cuento de hadas? A continuación te mostramos 10 razones por las cuales no se desea el compromiso…

 

Sacrificio a la vida laboral

Sacrificio a la vida laboral

Debido a lo que se ha observado en otros matrimonios, se sabe que cuando una mujer se casa y tiene hijos, se enfoca más a estos y descuida el trabajo. O peor aún, descuida los dos, puesto que le fascina sentirse exitosa y realizar actividades que le gustan, pero también adora a su familia y quiere conservarla unida. Es por eso que piensan más de dos veces si quieren casarse, ya que la vida profesional les permite sentirse plenas y a la vez plantearse nuevas metas.

Miedo al fracaso

Miedo al fracaso

Nos referimos al miedo de que no funcione. Hay que recordar que el que no arriesga, no gana; debes sentirte segura y darle la oportunidad a tu intuición. Cuando alguien se casa, prácticamente todo mundo anda a la expectativa de lo que sucede con aquél matrimonio, lo que ocasiona que algunas mujeres se tensen y sólo les importe lo que dicen los demás. Dejando de lado lo que verdaderamente tiene relevancia, la relación con su pareja. Darle interés a opiniones externas influye mucho en el éxito o fallo de lo que haces, así que haz caso omiso y sólo confía en ti.

¿Es el indicado?

¿Es el indicado?

Si tienes esta pregunta en tu cabeza, es mejor que dejes de lado el compromiso, ¿por qué ser tan radicales? Simplemente porque al tomar una decisión tan importante en tu vida como el matrimonio, debes estar segura de que es él con quien quieres pasar ratos inmemorables durante el resto de tus días, y si tienes dudas respecto a tu pareja, mejor piénsalo detalladamente, por el bien tuyo y el de él. Tampoco tardes mucho, para que sea más fácil decidir.

Rutina en el sexo

Rutina en el sexo

Si en un noviazgo el sexo puede volverse monótono, imagínense en el matrimonio. Este puede ser un factor importante a la hora de dar el “SÍ”. Seguro has escuchado algunas experiencias acerca de lo rutinario que es el sexo después de ciertos años. Afortunadamente todo depende de los dos. Mientras tú mantengas la buena acción y de vez en cuando sorprendas a tu pareja, será pan comido y no habrá obstáculo alguno para que su relación no funcione.

Bigamia

Bigamia

“¿Bigamia? ¿En una mujer? ¡Jamás!” Si pensabas que sólo se llevaba a cabo en los hombres, pues lamento decirte que no es así. Muchas mujeres le tienen miedo al matrimonio porque saben que sólo estarán con una persona, y esto, evidentemente, ¡les aterra!, puesto que no están acostumbradas a la relaciones estables, duraderas y sobre todo de un solo hombre.

Infidelidad

Infidelidad

Uno de los puntos más temidos: la infidelidad. Muchas mujeres sienten miedo con sólo pensar que serán engañadas, y que por consecuente su matrimonio no funcione, pero esto tiene que ver con la inseguridad y desconfianza que le tienes a tu pareja, es por eso que es indispensable creer en él desde un principio y sobre eso, decidir si es él con quien quieres vivir.

Malas experiencias amorosas

Malas experiencias amorosas

Sin duda, uno de los principales miedos al compromiso, son las vivencias anteriores. Cuando te han lastimado, piensas que todos serán iguales y te cierras a nuevas relaciones, y con justa razón, sin embargo, debes darte la oportunidad de conocer a otras personas para poder superar lo sucedido. y así dar paso a lo siguiente.

Soltería

Soltería

Hay mujeres que disfrutan plenamente de estar solas, sin nadie que les exija tiempo y dedicación. Y están en todo su derecho. Y cuando se enamoran, no ven la necesidad de adquirir un compromiso por el simple hecho de sentirse a gusto a lado de su pareja y sin tener que formalizar la relación.

Egoísmo

Egoísmo

Este factor tiene que ver con el miedo a sacrificar la vida laboral, ya que si te consideras una mujer productiva, que no ha necesitado de nadie, muy independiente, con planes a futuro, es evidente que no querrás casarte en un muy buen tiempo. Pero no debes olvidar que en la vida todo se ajusta, y que si crees que tienes a tu lado a la persona indicada, te atrevas y entre los dos vayan adaptando sus metas, planes y objetivos. Piensa lo increíble que será vivir acompañada de alguien que amas y que te ama.

Pareja madura

Madurez

Otro elemento importante a la hora de considerar un compromiso es estar maduros. Reconocer lo que necesitas y lo que quieres para ti, es una señal de madurez. Si tanto tú, como tu pareja ya tienen un trabajo estable e ideas más sólidas, ¡Felicidades! Ya estás lista para un matrimonio.

Puedes o no identificarte con las razones antes mencionadas, siempre habrá causas distintas por las cuales una mujer no se atreve a comprometerse. Si aún no te sientes lista, no te preocupes, ya llegará el momento. Recuerda que el matrimonio es un ritual en el que los dos deben estar de acuerdo y sobre todo deben desearlo. Si muchas personas te presionan porque aún no te has casado ¡no importa! Al contrario, eso es sinónimo de una mujer segura.

¿Te gustó el artículo? ¿Tienes alguna otra razón? ¿Ya te han propuesto matrimonio? ¿Cuál ha sido tu respuesta? 

 Danos tu opinión a través de Facebook, Twitter o nuestra sección de comentarios.
mailman

Subscríbete a Amor