Semana 37

por Sé el primero en comentar

Semana 37

¿Has pensado que a partir de esta semana tu bebé puede nacer sin presentar mayores complicaciones?
Probablemente el hecho de que ya no percibas mayores cambios físicos en tu cuerpo te provoque emociones como impaciencia y frustración.

Trata de aprovechar la reducción en los movimientos de tu bebé para descansar el mayor tiempo posible, ya que en cuanto nazca te harán falta horas de sueño.

Tómalo con calma y asómbrate de tu vientre… ¿Realmente lo has observado estos días detenidamente? ¿No te parece algo extraordinario?

A lo largo de todo el embarazo, tu bebé ha dependido de los anticuerpos de tu propia sangre para protegerse contra diversas infecciones, pero poco a poco su sistema inmunológico se ha ido desarrollando. Éste continuará evolucionando después del parto, por lo que tu bebé seguirá recibiendo anticuerpos a través de la leche materna.

Por eso, una de las razones por las que la lactancia es tan importante es que con ella puedes continuar ofreciéndole las defensas que él aún no es capaz de producir por completo.

Durante los tres primeros días después del parto tus pechos producirán una sustancia, llamada calostro, rica en nutrientes y anticuerpos.

La leche materna que expulsarás después está nutricionalmente equilibrada y ayudará a tu bebé a protegerse contra las infecciones, al mismo tiempo que le dará las herramientas

necesarias para desarrollar su sistema inmunológico.

¿Quieres saber más sobre tu embarazo?

mailman

Subscríbete a Embarazo

Semana 37

Probablemente el hecho de que ya no percibas mayores cambios físicos en tu cuerpo te provoque emociones como impaciencia y frustración.