Semana 24

por Sé el primero en comentar

Semana 24

Si tu bebé naciera en esta semana tendría una de cinco posibilidades de sobrevivir.

Aunque sus pulmones están relativamente inmaduros y deben pasar varias semanas antes de que pueda respirar de forma autónoma, tu bebé ha comenzando a realizar movimientos respiratorios que practicará hasta el momento del parto.

Las células de sus pulmones han comenzado a producir surfactante, una sustancia encargada de mantener estables a los alvéolos y evitar su colapso.

 

Además, ha llegado a una etapa de viabilidad potencial, lo que significa que podría sobrevivir fuera del útero, aunque con ayuda de expertos médicos y equipo especial para respirar.

Su cerebro sigue desarrollándose y su actividad puede monitorizarse electrónicamente en un electroencefalograma, el cual arrojará patrones de ondas cerebrales similares a las de un niño recién nacido. Las células programadas para controlar el pensamiento consciente están madurando y las investigaciones sugieren que desde ahora el feto comienza a desarrollar una memoria primitiva.

Su ritmo cardiaco ha disminuido considerablemente de 180 a 140-150 latidos por minuto y de ahora en adelante la monitorización de su ritmo se convertirá en uno de los métodos más útiles para evaluar su bienestar. Por ahora, tu bebé mide 21 cm y pesa alrededor de 540 gr.

Sabías que…

La definición legal de viabilidad fetal se sitúa precisamente en esta etapa: todo bebé nacido después de esta semana se sitúa como nacimiento, porque los bebés nacidos antes de esta fecha tienen muy poca posibilidad de sobrevivir. Aunque después de la semana 24 las posibilidades de supervivencia comienzan a aumentar, un bebé nacido antes de la semana 30 tiene una alta posibilidad de sufrir alguna discapacidad física o mental.

 

¿Quieres saber más sobre tu embarazo?

mailman

Subscríbete a Embarazo

Semana 24

Si tu bebé naciera en esta semana tendría una de cinco posibilidades de sobrevivir. Aunque sus pulmones están relativamente inmaduros y deben pasar varias semanas antes de que pueda respirar de forma autónoma, tu bebé ha comenzando a realizar movimientos respiratorios que practicará hasta el momento del parto.