Semana 14

por Sé el primero en comentar

Semana 14

Conforme transcurren las semanas, tu bebé tiene cada vez más definidos los rasgos característicos de una persona, ya que sus huesos faciales están completos y los rasgos de su cara son cada vez más delicados y fáciles de reconocer.
  • La nariz es más pronunciada y las orejas comienzan a sobresalir a ambos lados de su cabeza.
  • Sus ojos ya miran hacia el frente –aunque aún están muy separados- y la retina, que se encuentra en la parte trasera del ojo, ha comenzado a ser sensible a la luz.
  • Las cejas y las pestañas han comenzado a crecer y el pelo de la cabeza se fortalece y ya tiene algo de pigmento.
¿Cuánto ha crecido tu bebé en los últimos días?

 

Al final de esta semana tu bebé medirá alrededor de 9 cm y pesará 25 gr aproximadamente.

 

Líquido amniótico: líquido vital

Durante esta etapa, el líquido amniótico desempeña una función muy importante: contribuye al desarrollo del tono muscular del feto, le permite moverse con mayor libertad y lo protege de golpes y sacudidas.

En el primer trimestre, este líquido era absorbido por la piel fetal, pero durante las primeras semanas de este trimestre, los riñones del feto comenzarán a funcionar, es decir, de ahora en adelante tu bebé tragará líquido y lo expulsará de nuevo a la cavidad amniótica.

La existencia de una cantidad adecuada de líquido también es fundamental para el desarrollo de los pulmones. Éstos deben tener la posibilidad de flotar en una cantidad suficiente de líquido para expandirse y desarrollarse sin problemas y estar preparados para el momento en que tu bebé comience a respirar en el exterior.

Por ahora, la cantidad del líquido amniótico es de 180-200 ml, lo que equivale al contenido promedio de un vaso pequeño de papel.

 

¿Quieres saber más sobre tu embarazo?

mailman

Subscríbete a Embarazo

Semana 14

Conforme transcurren las semanas, tu bebé tiene cada vez más definidos los rasgos característicos de una persona, ya que sus huesos faciales están completos y los rasgos de su cara son cada vez más delicados y fáciles de reconocer.